Los mundos retorcidos y dislocados del “hotel tartufo” en el Phantasialand

El Phantasialand es uno de los parques de atracciones más grandes de Alemania. Cada comienzo de temporada se presenta una atracción nueva. Con el dislocado “Hotel Tartüff” el Phantasia establece en el sector de los “Fun House” nuevos estándares. Cada habitación del hotel está retorcida y dislocada: sofás colgando del techo, camas colgando en la pared y en cada esquina se descubren curiosidades. Las leyes de la gravedad se ponen patas arriba en el “Hotel Tartufa”.

Para enfatizar aún más este inolvidable viaje por el “Hotel dis-locado”, ›vertigo systems‹ desarrolló junto con la diseñadora de medios Maika Paetzold y la ilustradora de libros infantiles Barbara Steinitz cuadros sobredimensionales interactivos para paredes y techos que reaccionan ante los movimientos de los visitantes del hotel.

Así es cómo surgió un retrato familiar interactivo en una de las habitaciones retorcidas del hotel: en cuanto que el visitante pisa el retrato se quejan los demás caracteres de forma muy singular sobre la intrusión. En la sala grande está el mundo tan patas arriba que se puede atravesar el fresco del techo. Al pisar pequeños ángeles barrocos cobran vida en el cuadro del techo y se pueden espantar o ahuyentar. Las instalaciones interactivas para el Phantasialand no solo sorprenden, sino que hacen que la visita del “Hotel Tartüff” sea una vivencia inolvidable.

Vea aquí el video sobre el proyecto

 

www.phantasialand.de

 

 

zurück
zum Seitenanfang